sábado, 30 de enero de 2016

    Viva estabas en mi...



Viva estabas en mi como un rallo de sol,
y ya estás sólo tu recuerdo a orillas de mi olvido,
la muerte se dirá,
porque tu estás con ella...

Parece imposible
en la sombra que tu has caído,
igual que un día te alargara,
hoy tu sombra y paz...

Buscaré otros valles,
un río donde el viento
se lleve tu sonidos
con esta ansia divina
perdida aquí en la tierra,
con tu propia grandeza.

No adviertes que esta vida
no es tuya
ni tampoco mía...

La ausencia hueca y fría
¡Si escucharas algún suspiro!
¡mis amores están lejos ya!...

Isidoro Ortega contreras.

Pintura Vicente romero Redondo.