viernes, 1 de abril de 2016

DESDE LEJOS TE MIRO.


Cuando amas,
y te hieren los desprecios,
la mirada esquivas con tus gestos,
entonces duele sentirse tan lejos.

Desde lejos te miro y suspiro
convencido de mi equivocación,
pensaba que esa amistad 
de tantos años, 
¡¡ para mi era amor !!


Me duele no poder 
estrechar tu alma
con este cariño 
que por ti siento.

Duele quedarse en silencio
después de tanto tiempo  
queriéndote como 
te estoy queriendo...

Después de tanto tiempo 
de amistad,
vuelas a la deriva,
al mejor postor... 
sin rama fija 
ni árbol a donde 
puedas descansar.

Isidoro Ortega Contreras.