domingo, 3 de abril de 2016


ESCRIBO EN LA NOCHE.


Escribo en las noche a altas horas,
al crepúsculo siguen blancas mudas,
parecen fantasmas,
me acompaña una música 
imposible y romántica, 
en las penumbra relucen los suspiros
y los ojos pesan cargados de nostalgias.

Hay por todas partes miradas calientes
por el fondo de cada sombra azul
una visión apasionada estas tan cerca...
Pero la verdad es que estás muy lejos,
y lo único que me queda es mirarte.

Creo que después de tanto tiempo
tu casi no me conoces,
me acerco a ti y solo soy alguien más
cuando una palabra sale de mi boca,
al parecer solo es un eco...


¡¡ Después de tanto tiempo, y casi no me conoces !!

Cuando estoy frente a ti
es un torrente de palabras
las que tengo para ti,
pero tu temerosa de mi
no me das la oportunidad,
solo a medias tu mirada...

Que goce y triste este 
hacer de mis poemas
cuando una cansada brisa
reluce en mis suspiros...


Para que soñar con amores
si está lluviosa la tarde,
en la nada flota una esperanza
seguramente lejana, 
pero de profunda transparencia.

Pensando en ti 
pongo mis manos 
en el negro piano,
y mis suspiros se confunden
con una bella y romántica melodía

Isidoro Ortega Contrera.