lunes, 11 de abril de 2016


SOY UN BARCO A LA DERIVA


Soy un barco a la deriva y tu
la mujer que vive en mis sueños,
a veces te amo y otras lo contrario,
otras te busco sin querer buscarte.

Estás en mi pensamiento a todas 
las horas y minutos que tiene el día,
eres ave que no abandona
mi huerto.

Aroma que me persigue.
tu voz en mi alma...

Noches tratando de olvidar
tu amor, y no puedo
porque aun te sigo queriendo.

Soy un barco a la deriva,
cuando subes a bordo de mi vida
y entras en mi corazón,
nadie me guía a borrar
la melancolía que mi amor
siente por ti.

Voy buscando noche y día
el final de mi agonía,
soy un barco a la deriva
y mi rumbo sin ti es el dolor... 

Isidoro Ortega Contreras.