sábado, 30 de enero de 2016

Bien dices.


Bien dices, sobre la mesa
la pluma dejando constancia
de esta mágica estación.

Siento una tristeza infinita
del vacío de mi ausencia 
en tu vida.

Es el momento de expresar
sobre el papel el amor que 
 nuestro interior nos dicta.

Creo en ti en tus palabras
y en tu silencio.

Isidoro Ortega Contreras.

Pintura An He.









ESTOS VERSOS QUE ESCRIBO...

Estos versos que escribo
te los debo a ti,son tuyos y míos,
pues sin ti nunca podrían existir.

Amarte es un viaje por las estrellas
para conocer tu cuerpo,
delicado y infinito
y ver como perdura mi amor por ti.

Mi alma encontrará la sutileza
errante que llora de emoción
cuando mis ojos te miran 
y mi silencio dulcemente te besa...

Tus recuerdos en mi pensamiento,
estoy aquí para escucharte
y ver nuestro amor como se acerca...

Quiero hacerte volar a otros cielos
donde las palabras no se pierdan 
en el tiempo y sean suspiros y risas,
colores y notas de amor.

Isidoro Ortega Contreras.

Hay algo dentro de mi...

Hay algo dentro de mi que me
impide dejar de pensar en ti,
hay veces que mi pecho 
se oprime cuando no 
encuentro respuesta
de lo que cada día crece 
más de ti en mi.

Siento tus palabras dentro de mi,
me hacen volar en una nube 
de sentimientos 
que me hacen capaz 
de amarte más y más.

Mis suspiros quedan en el aire, 
con tu recuerdo 
en mi pensamiento.

Quiero volar a otros cielos
contigo, todos mis sueños
comienzan y acaban en ti,
en el lugar donde 
vive mi amor por ti.

Isidoro Ortega Cotreras.

Pintura de Emilia Castañeda.
¡¡ Te acuerdas Cuando !!


La inmensidad de las palabras
y el sonido duermen 
en un gran misterio y silencio
que no llego a entender.

Te acuerdas cuando para todo
nos faltaba el tiempo...
¡¡ que raro y que oscuro !!
que ahora solo quede un recuerdo
convertido en un ingrato silencio.

Recuerdas como te miraba,
eran deseos, suspiros,
también miedos...

Pero siempre a nuestros deseos
les faltaba la intimidad, 
el tiempo...
y al final como siempre todo
terminaba mirándonos, 
y en silencio.

Por yo amarte tanto
y faltarnos el tiempo
nuestro amor se ha 
convertido en un
misterioso 
y ingrato silencio.

Isidoro ortega Contreras.
Yo siempre te estuve esperando...


Yo siempre te estuve esperando
quería decirte con el corazón tantas cosas...
Cuanto te amaba, que te extrañaba 
y pensaba en ti en cada minuto que tiene el día,
sentía la necesidad de expresartelo.

Pero hable contigo solo en mi silencio
viendo aparecer la luna, 
y tu nunca llegabas.

¿ Yo me pregunto si mañana será distinto,
si el tiempo no se escapará de las manos,
si el hábito no se estará convirtiendo 
en una rutina?

Si tú de mi te estas burlando,
o si toda vía me sigues queriendo.

Isidoro Ortega Contreras.
   
Mi amor por ti...


Mi amor por ti es más 
que simples palabras
no tiene límite.

Llegas a mi vida como un sol
que llena con su luz la 
sombra de mi soledad.
Quiero amarte una vez mas.

¡¡Si escucharas mi alma!!
Se acabaría esta
guerra que no 
termina en mi.

Quiero vivir en ti con tu luz
te quiero junto a mi
yo soy el puerto 
que tú anhelas.

Y tu eres la suave 
transparencia del amor 
que yo siento en mi.

Isidoro Ortega Contreras.

Pintura Leoni Afremov by.
Yo soy un rey


Yo soy un rey que voluntariamente
abandoné mi trono,
no me estoy lamentando
es un sonido abstracto insondable.

Mi virtud no es un escudo,
mis palabras son nada mas
que sonidos.

¡ Ah ! la furia aflicción
que grita en vano
por este amor perdido.

Isidoro Ortega Contreras.



Pintura -  Merello
    Viva estabas en mi...



Viva estabas en mi como un rallo de sol,
y ya estás sólo tu recuerdo a orillas de mi olvido,
la muerte se dirá,
porque tu estás con ella...

Parece imposible
en la sombra que tu has caído,
igual que un día te alargara,
hoy tu sombra y paz...

Buscaré otros valles,
un río donde el viento
se lleve tu sonidos
con esta ansia divina
perdida aquí en la tierra,
con tu propia grandeza.

No adviertes que esta vida
no es tuya
ni tampoco mía...

La ausencia hueca y fría
¡Si escucharas algún suspiro!
¡mis amores están lejos ya!...

Isidoro Ortega contreras.

Pintura Vicente romero Redondo.

                                        Una soleada mañana


Una soleada mañana 
un hermoso pajarillo  
decidió pararse en una 
de las secas ramas del 
viejo árbol del jardín.

¡Antes era bello y frondoso, 
ahora sólo un montón 
de frágiles ramas! -
¡ A quien le importa un árbol sin fruto! 

¿ A que se debe tanta desdicha?
Preguntó el pajarillo, 

Pues verás. 

Yo la amo es triste y frágil y 
pálida de olvido, agua fugaz 
para mi sed, luz distante. 

Que misterio de amor será 
este vano ambicionar el fruto 
no caído, cuando se tiene el 
fruto entre las manos, 
soñándolo 
lejano y tan cercano, 
imaginado que las cosas 
son distintas 
a como son en realidad.



Isidoro Ortega Contreras.
Siempre te he amado


Recuerdo aquellas playas
en un lugar de la Costa Blanca,
yo ya te amaba en silencio
aquel vino rosado, tu figura.

Todavía perdura en mi 
el roce de tu cuerpo, tu calor,
el deseo de amarte,
de estar a solas junto a ti...

Miraba tus ojos
te sentía en mi
deseaba besar tu boca
y olvidarnos en el tiempo.

 Bañarme en tu mar,
encontrar tu mirada,
sembrar en tu tierra
y decirte cuanto te quiero.

Quisiera abrir caminos 
de esperanza, 
para amarte más
sin temer al vértigo
de tu ausencia.



Isidoro Ortega Contreras.

Pintura Arnold Bcklin

             Después de tanto tiempo sin verte.



Después de tanto tiempo
te he vuelto a ver,
¿quien puede deshacerse
del rastro de una estrella fugaz?
cuando ya te ha mirado a los ojos,

Hoy te he vuelto a ver,
mil cosas cruzaron mi mente
mi corazón me ha dado 
un vuelco en el pecho, 
¡¡ hoy estabas preciosa!!

Mi empeño es que seas la 
protagonista de mi vida,
tengo tantas cosas que decirte,
quisiera gritar tu nombre 
y correr hacia ti, o tal vez 
hoy no es el día que
el destino nos debe unir. 

Mis sentimiento reviven en mi,
mirando tu cuerpo,
¡¡ Suspiro tu imagen !!
pasas veloz en mi mente
en mi estas llena 
de mi amor por ti.

Isidoro Ortega Contreras.

Pintura Valentine  Daines.
Nada en mi es suficiente


Nada en mi es suficiente
para expresarte lo que por ti siento, 
mi alma inquieta está 
no será suficiente
decir solo te quiero.

Quiere amarte, este amor
que en mi por ti siente,
tu eres el horizonte 
que creció en mi, 
enséñame la pasión
de tus caricias y todo lo mio
yo te regalare.

Abran lunas con recuerdos
y soles que te traigan te quieros,
con vientos llenos de palabras
que abrirán ventanas a tus sueños.

Nada es suficiente para expresarte
lo que por ti siento,
mi alma inquieta está, 
¿yo me pregunto, será necesario
buscar nuevas palabras o será 
suficiente con decirte que te quiero?

Isidoro Ortega Contreras.

Pintura   Valentine Daines

  Loco y viejo corazón...


Loco y viejo corazón,
no atiendes a razones
y sigues siendo capitán
de una locura llamada amor.

Maldito y envidioso destino, 
sabedor de mi amada 
y nuestro amor,
¡¡ tantas oportunidades en la vida
para hablar cinco minutos a solas!!
pero tú destino cruel 
quebraste nuestras vidas
nuca dejaste decirle a sola 
te amo amor mio.

Que cruel es tu envidia destino,
que te llevas nuestras 
vidas en falsas ilusiones
y nunca nos dejas llegar 
al final del camino.

Destino cruel quebraste 
nuestras vidas
nos envuelves, nos engañas,
y nos juegas a traición.

Isidoro Ortega Contreras.

Pinturas. Valentine Daines.
        Cuando no te veo.


Cuando no te veo.

Me gusta pensar en ti,
nace en mi alma un suspiro
que te anhela...
pero el viento 
no me trae tu sonrisa.

Cuando no te veo,

Y pienso en ti, aun 
estando lejos de mi
nada me interesa
más que tu presencia
mi corazón te siente cerca.

Cuando pienso en ti,

Después de haberte soñado
mi vida es ave que vuela,
mi versos llenos de amor
junto a esa canción 
de amor que nunca 
aprendí a cantar.

Cuando no te veo.

Mi corazón sigue latiendo,
sigue viviendo 
pero sin ti.

Isidoro Ortega Contreras.

Eres tu y tu manera de amar...



Eres tu y tu manera de amar
te clavas como flechas 
en el corazón " tu amor"
para mi siempre infinito...

Yo te ofrezco mi voz enmudecida
por que tu me lo pides;
si quisieras si el dique del 
silencio se rompiera,
te asombraría de mi voz de tan quebrada
a tan largo silencio acostumbrada...

Así es como el mágico brillo
que el amor desprende
de una estrella lejana
que brilla cautiva.

Isidoro ortega Contreras.

Pinturas Ester Favios
 Desamor.

Mi amor por ti
nunca será una rutina

Me gusta escucharte
cuando te veo,
tú eres mujer romántica
mujer apasionada,
eres mujer sufridora 
en esta vida loca

Que es lo que queda de tu amor,
de tu pasión ¡nada!
lo que te queda
solo es una rutina,
que lastima de tu vida, 
de nuestras vidas
tratando de fingir 
un falso gozo

La presencia
pesa en la amargura
y la soledad se hace patente,
el alma se seca
y no produce 
alegrías ni risas.

Tu bien sabes
que yo te quiero
y que mi amor por ti
nunca será un rutina.

Isidoro Ortega Contreras.

Pintura Lorraine Chistie.



Una cena contigo.   


Cenar una noche contigo
cenaremos al lado del río
en restaurante de lujo,
la mesa con un mantel 
de esperanza.

Los cubiertos de plata
en nuestros dedos
sin protocolo ni ritos,
las copas de vino 
cristal de Bohemia
compartiéndolas
con nuestros labios.

Los entremeses serán
nuestras promesas
y te quiero.

De primero nuestras almas
suspiros y sueños,
bien regado 
con un buen vino
los postre uvas 
robadas al viento.

en los cafés 
nos acompañara
la luna llena alumbrando
nuestro cariño sellado con
enorme beso.

Isidoro Ortega Contreras.

Cuando bailo contigo


Bailar contigo sentirte cerca
cuando abrazo tu figura
al compás de una melodía
un te quiero sale de mi alma...

Corazón con corazón
sintiendo nuestros latidos
entregándonos al viento
en una danza de pasión
sintiendo la música envolvente
tu cuerpo junto al mio.

Nuestros corazones
en un mismo latir
en un mismo tiempo
con un mismo son.

Cuando abrazo tu figura
con tu cuerpo junto al mio
¡¡ un te quiero con los cinco sentidos !!
sale de mi boca
cuando bailo contigo.

Isidoro Ortega Contreras.



AMARTE EN SILENCIO.

Amarte en silencio,  
en mis noche de soledad
con mis recuerdos,
siento la necesidad de, 
beberte cuando en ti pienso
y amarte sin descanso
junto al fuego de tus besos. 

Amar en silencio,
ocultar un amor intenso,
algo mas que un simple sentimiento.

me dejaste quiero huir del miedo
que oprime mi alma
bajo un canto a la tristeza 
recordando tu cuerpo,
en la noche antigua y serena,
como el paisaje ve morir el día...

Ahora que parto solo queda el
palpitar de las emociones compartidas...

Isidoro Ortega Contreras.