lunes, 4 de abril de 2016

CADA DÍA, CADA HORA.


Cada día, cada hora, 
cada momento 
de mi vida son tuyos 
en mis pensamientos... 

Quien irá por el triste paisaje
cuando solo suena en el de ti 
un largo silencio,
cuando tu cuerpo ideal 
está entre mi alma y mi alma...

Cuando mi alma de tritezas
de nostalgias y recuerdo
se sume fatigada en las 
brumas de los sueños.

Esta tarde después 
de tan larga espera, 
¡ has vuelto !

Esta tarde hay rosa y violetas 
en el azul del firmamento.

Esta tarde volvió a renacer 
en mi la primavera 
y mi amor por ti
en mis recuerdos...

Isidoro Ortega Contreras.