lunes, 1 de agosto de 2016


PARA QUE VUELVAS...



Para que vuelvas niña hermosa
recogeré de mi huerto
todos los frutos
mientras caiga el ultimo
rayo de sol.

Encenderé la luna
que viaja sin cesar
entre las nuves
para que ilumine tus pasos
hacia mi regazo.

Convocaré a los 
astros y ángeles,
y mi corazón abierto
de par en par en la noche.

Buscará tu calor 
recordando tus labios
en la tibieza de tu voz...

Isidoro O. C.