lunes, 3 de octubre de 2016



NO TE CAMBIARÍA POR NADIE.




Mi destino eres tú
tu boca llama mi atención,
tu, que cada día
me vuelves loco 
y en las noches me excitas.

Tu fragancia me cautiva
como a un adolescente,
en las caricias y en cada
cielo de tus besos.

No te cambiaría por nadie,
mis poemas acreditan tu nombre,
y mi cuerpo te llama
una y otra vez queriendo 
escucha tu voz.

Soy la luz el aire 
y todo por ti,
cuando evoco tu nombre
mis pensamientos
tu recuerdo y mi amor
siempre están contigo.

Guardare con triste
melancolía nuestro
amor en el viento
viendo como pasa
en la distancia
nuestro silencio.

¡ Igual que se nos gasta la vida, 
amor mío también
se nos pasa el tiempo !

Isidoro O. C.