domingo, 19 de marzo de 2017


UN CIELO INMENSAMENTE AZUL...

Un cielo inmensamente azul,
un prado verde y un jardinero 
viendo como crecen las rosas que 
cuida con todo amor en su jardín.

Sus rosas todas de múltiples colores,
blancas, amarillas, rosas, azules, lilas,
naranja, rosadas, negra y rojas.

De todas ellas, el jardinero  
de una se enamoro, era
la mas gallarda, perfumada, 
y joven, era una rosa roja, 
¡ La mas hermosa de todas !

La gallarda rosa un día su amor le 
declaro al Jardinero, y el de ella 
se enamoro perdidamente,


Ella, gallarda y airosa con sus pétalos 
perfumados, mucho le llamaba 
la atención, la luminosidad y brillo
de jóvenes rosales.

Del rosal ella se separaba sin pensar en 
el jardinero, que lleno de dolor y amor
esperándola siempre quedaba.

Ella no pensó que se marchitaba,
que sus pétalos, perfume y color,
estaban muriendo. 

¿ Que es lo que puedo hacer ? 
Si tu ya te has ido, y de ti amada 
mía solo me quedan tus recuerdos, 
cuando de ti, nada más espero.

Vendrá de nuevo la primavera y
nacerán nuevas rosas, pero ninguna
será jamas como tu lo fuistes 
para mi, igual de hermosa... 

Isidoro Ortega Contreras.