viernes, 12 de mayo de 2017

ANDANDO A TIENTAS


Voy andando a tientas
soy como un ciego
en un túnel que
no se sabe a donde
empieza ni  
donde acaba.

Se que el tiempo
puede pasar,
y el amor aún en
el recuerdo
siempre perdura.

Mi cuerpo se ha
convertido en 
cenizas y mi alma 
queda acongojada
en este mundo 
de desdichas.

Mi amor sin ti 
está acompañado
de agonías, 
desesperanzas 
tristezas profundas.

Isidoro Ortega Contreras.