viernes, 23 de junio de 2017

HOY  HE ABIERTO MI VENTANA.

Hoy en un esplendido 
día el alba era hermosa
diferente y entre 
blancos y azules 
un rayo de luz alegró 
mi madrugada.

 ¡ Sentí tu calor !
¡ El calor de tu sonrisa !
¡ El calor de tu mirada !
¡ El calor de tu ternura !.

Basto para calentar
mi corazón 
recordando 
las rosas ya 
casi olvidadas.
Hoy he abierto
mi ventana para 
recibir al viento
 fresco con tu cara,
tu cuerpo... 
¡ Y tus recuerdos 
ya casi olvidados !.

Cuando termine 
el día y llegue 
nuevamente
el silencio 
con la noche.

¡¡ Así, con alegría... 
esperare ver tu cara,
tu sonrisa, tu mirada 
y tu ternura  !!...

Isidoro Ortega contreras.