domingo, 26 de marzo de 2017


DESPUÉS DE UNAS COPAS


Después de unas copas,
tambaleante y borracho
deambule recordándote.

Que importa donde
estén los cuatro
puntos cardinales
o el rumbo que
tomen los viento.

Que no hayan más
auroras en primavera
ni te escriba más en rojo.

Ya nada importa
que más da,
cuando se perdido la batalla
y la rosa ya no puede
ni ver al clave.

 Isidoro Ortega Contreras

No tendrá Buenos Aires un río de cobalto
ni en sus cofres tesoros de vivas esmeraldas,
pero el cielo celeste es bandera en lo alto
y extensas pampas verdes se brinda a su espaldas.

Gloria Fuerte.