sábado, 21 de julio de 2018

SIN TUS  LETRAS...


Al flujo del tiempo
vela que dominas 
a tu vaivén,
tú, caprichosa de amor,
siempre me postré en ti
ante el altar de tus letras.

Las tirastes al aire
a un mismo tiempo
cayendo en la arena
a orillas del mar
pidiendo justicia.

Se que se marcharon
como diosas y reinas, 
cuando yo más 
las necesitaba.

Tiraste tus letras al aire 
pidiendo justicia, 
cayeron en la arena
a orillas del mar 
pero posiblemente
algún día ellas volverán 
 mis fieles y queridas 
compañeras.

Isidoro Ortega Contreras. 


martes, 17 de julio de 2018

A MECER DEL VIENTO...


A mecer del viento
la voz canta luz y llanto
dolor y silencio
ambos cómplices de
momentos vividos.

Cadenas de amor
condena de infierno
aventuras del alma
puertas abiertas al viento
pues besar quiero
amor tu sonrisa.

Tierra mar y viento
cadenas que atan.

Amor que a ciegas andas
por la inmensidad
del universo
con dolor y tormento
a solas y en silencio.

Isiidoro Ortega Contreras.


viernes, 13 de julio de 2018

EN TUS OJOS VI EL CIELO...



Perdido estoy a mecer del viento,
acongojado suspiro
y quererte más me pido
ante este amor 
que por ti siento.

Dulce vacío de amor y paz
voz que canta tu nombre,
alma de luz y llanto,
amiga del mar y la tierra.
brisa fugaz que llevas en mi
el dulce silencio de mi pesar.

Después de los tiempos
viajo por el mar y mi 
compañera la tierra,
ellos me invitan  a conocer
lo más profundo
de lo que hay en ti.

De ti mis recuerdos
 mirarte y amarte
para mi era tan sencillo
ver como bailaba tu pelo
al son del viento.

En tus ojos el cielo,
en tus labios 
deseos taciturnos,
en los recuerdos 
aquellos tiempos de
deseos que empezaban y
terminaban en nada.

A orillas del mar quedaron
nuestra huellas
a orillas entrelazadas 
en dos corazones.

Isidoro Ortega Contreras.


domingo, 8 de julio de 2018

NOSTALGIA...

Nostalgia
memoria cariñosa
de tu ser querido,
de un lugar,
de un encuentro que
podía haber sido,
de estar contigo.

Necesidad de
estar en otra parte
de superar la 
palabra dolor
de estar satisfecho de amarte
de ser hombre y saber
a donde regresar 
de volver ha todos 
los recuerdos 
ya perdidos.

Enigmática 
es la distancia
que nos separa
el ayer del hoy,
quisiera poder
reintegrar el alma
en la situación 
que el tiempo
nos lo ha abolido.

Isidoro Ortega Contreras. 

sábado, 30 de junio de 2018


QUE SABRÁS TÚ DE MI...



Que sabrás tú de mí si no 
vives dentro de mi jaula,
no desprecies al que ves,
ni al que no ves, porque
no es fácil pensar cuando 
las lágrimas sienten la
ausencia del amor.

Quiero ser espejo que 
domine los rayos del sol,
caballo que recorra los valles,
viento que pasa como pétalos 
en un inmenso jardín.

Aquel que tanto ama no  
pierde la esperanza
para proseguir su viaje,
su existencia eterna es 
un comienzo de la vida.

Da todo tu amor mientras 
vivas en la carne junto a ti,
la existencia es un cúmulo 
de experiencias
el tiempo está fijado.

Deja que la vida discurra
como el agua que baja
por una cascada porque
aunque intentes cogerla
solo consigues que 
las gotas te salpiquen.

En el amor solo vive quien 
tiene que vivir. Y solo muere 
quien tiene que morir.

Isidoro Ortega Contreras. 

sábado, 23 de junio de 2018

NOCHE DE COPAS


Ahora es el momento
y quiero recordarte
en esta noche de copas.

Tú no estás a mi lado 
y yo no puedo romper 
las cadenas que a ti 
me tienen atado.

El tiempo ha cambiado
algo nuevo ha nacido
es el momento 
de recordarte,
cierto es que te recuerdo 
y más en esta
noche de copas.

Para mi la embriaguez 
en esta noche no es 
ninguna molestia,
porque aunque no estás
 te siento a mi lado 
en esta noche de copas locas.

Isidoro Ortega Contreras.

domingo, 17 de junio de 2018

TAMBORES QUE ANUNCIAN AMOR...


Las palabras de un poeta 
escritas en un papel 
son los gritos que le
surgen del alma.

La tristeza es mas larga
que la soledad en
 las noches oscuras.

El amor es como un 
vino viejo de solera
que cuando mas lo bebes
mas te embriaga el alma.

Hoy para mi 
no será molestia
abrir todas las ventanas 
y mirar al horizonte.

Hoy escribo 
desde el centro de 
mi propia existencia
buscando los 
tambores de guerra
que anuncian amor 
en una batalla.

Isidoro Ortega Contreras.